La República Dominicana: una breve historia

Pisqueya DR Map
A pesar de que las protestas en la República Dominicana han sido intensas y constantes en el pasado mes, estas han recibido muy poca atención por parte de la prensa nacional. Es por ello que, en solidaridad con el pueblo dominicano que reside en la isla y que está luchando contra la corrupción gubernamental, Pisqueya desea dar notoriedad a la historia de nuestro pequeño paraíso.

Como muchos saben, la República Dominicana es una isla que estimula todos los sentidos. Su belleza física, comida y música están profundamente arraigados en el espíritu y estilo de vida de la isla, moldeando su cultura por siglos. Sin embargo, esta isla caribeña aún no es tan conocida en muchas partes de Estados Unidos. Muchos norteamericanos no saben nada sobre la República Dominicana ni lo que significa ser dominicano, por lo que es importante compartir nuestra cultura con el resto del mundo.

Nuestra motivación:

Habiendo crecido en el este de Manhattan en Nueva York, en medio de una comunidad latina muy diversa, la fundadora de Pisqueya nunca notó la gran falta de información que existía en los Estados Unidos referente a la RD hasta que entró al mundo corporativo. Gracias a haber pasado muchos veranos de su infancia al pie de los alpes dominicanos de Jarabacoa, Maritza Abreu sabe bien todo lo que su hermoso país tiene para ofrecer, más allá de los extravagantes hoteles turísticos. Es por eso que ella siempre referiría a sus colegas y amigos al restaurante de su familia en Brooklyn, ahora conocido como Puerto Viejo Dominican Bistro, como una manera de brindar un mayor entendimiento a aquellas personas que no estaban familiarizadas con RD.

“Hay mucho que podemos aprender de esta isla tan vibrante”, expresa orgullosamente Maritza; “los dominicanos son los italianos del Caribe, haciendo epítome de la bella vita”.

A medida que compartimos los sabores de la isla a través de nuestras salsas, también queremos aprovechar este espacio para resaltar la historia de la República Dominicana, y así todos puedan tener una idea de lo especial que es esta isla.

Los últimos Taínos

La isla era llamada originalmente Quisqueya por sus habitantes indígenas, los taínos (un grupo de habla arawak esparcidos por lo que es ahora Cuba, Jamaica y Puerto Rico), pero hoy en día es conocida como Hispaniola, cuya mitad oeste pertenece a Haití. Los Taínos fueron una civilización creativa con una cultura floreciente. Cultivaban y trabajaban la tierra, usaban plantas como medicina, construían canoas avanzadas para cruzar las aguas, hacían su vestimenta y creaban obras artesanales con arcilla. Las tribus dividieron la isla entre cinco cacicazgos, dirigidos por cinco caciques (jefes de tribu) y establecieron una cultura de armonía y respeto hacia la tierra y los elementos naturales de la isla, hasta que llegaron los españoles accidentalmente.

A pesar de recibir a los españoles con los brazos abiertos y entablar relaciones amistosas con ellos en el año 1942, la coexistencia en la isla no duró mucho tiempo. Los españoles se aprovecharon de la generosidad que le brindaron los indígenas y se adueñaron de sus tierras. Y aunque los taínos eran muy fuertes físicamente, los españoles lograron conquistarlos, a pesar de la fuerte resistencia.

Los guerreros taínos pelearon hasta la muerte contra los españoles, los cuales tenían la ventaja de las armas de fuego y otros tipos de tecnología. Algunos taínos consiguieron huir pero otros prefirieron suicidarse antes de ser conquistados. Millones de taínos que permanecieron en la isla fueron obligados a trabajar en minas de oro y plantaciones, mientras que otros murieron de hambre debido a que no tenían permitido cultivar la tierra que les fue robada. Tampoco tenían inmunidad contra las enfermedades del Viejo Mundo por lo que cayeron víctimas de la viruela, el sarampión y otras enfermedades europeas. Para los años 1500s más de tres millones de taínos habían perecido, llevando a esta sociedad indígena a la extinción.

La trata de esclavos, un legado dejado por los españoles, introdujo influencias africanas en la isla, creando una cultura de mestizos y mulatos, la cual todavía es evidente en la diversidad del pueblo dominicano hoy en día. Esta mezcla de las culturas europea, africana y taína es claramente visible en la arquitectura, música, religión y comida de la República Dominicana.

El presente:

La Isla ha atravesado muchos cambios desde su colonización. Tras luchar y alcanzar la Independencia el 27 de febrero de 1844, finalmente se fundó el país moderno de la República Dominicana.

Aunque la narrativa de la Isla es compleja, y a veces dolorosa, queremos honrar todas las experiencias que han contribuido a la riqueza de la cultura Dominicana.

¿Qué más te gustaría aprender sobre la República Dominicana?

Deja tu comentario!